Historia Ossian Vinos y Vides

En junio de 2013 el proyecto Ossian queda ligado a la familia Ruiz Aragoneses, propietarios de la bodega Pago de Carraovejas, en Ribera del Duero que continuarán buscando con mayor ahínco aún la máxima calidad y singularidad en sus vinos, mostrando la expresividad del terruño y de la Verdejo.

Hay que remontarse al año 2005 para conocer los orígenes del proyecto cuando la intención de Javier Zaccagnini e Ismael Gozalo, fundadores del proyecto,  fue la elaboración de un blanco de guarda diferenciado, tratando de recuperar y no perder la esencia de la variedad. Viñedos únicos prefiloxéricos de entre cien y doscientos años y una singular elaboración, fermentando con levaduras autóctonas para respetar el carácter varietal, eran las primeras señas de identidad.

La zona segoviana de la denominación de origen Rueda, claramente singular por sus condiciones orográficas y climatológicas era el lugar elegido.

Junto a todo ello, una elaboración muy peculiar supervisada en los inicios por Pierre Millman, uno de los enólogos referentes en Borgoña harían el resto. Un trabajo discreto y elegante con la madera, en barricas de 228 y 600 litros, y un trabajo finísimo con las lías pronto situaron los vinos de Ossian entre los blancos de referencia en España, con una clara influencia borgoñona pero defendiendo la pureza de la verdejo en todas sus líneas.

Hoy el sueño es una realidad impulsada por el deseo de mantener y buscar como señas de identidad esa diferenciación y trabajar por el pasado, el presente y el futuro de la pureza de la Verdejo, siempre desde una materia prima singular y de máxima calidad.